26.4.10

HABILIDADES COMUNICATIVAS:

La utilización de animales en la experimentación científica de fármacos y tratamientos médicos

Desde el comienzo de la farmacología, la experimentación en distintos tipos de animales ha llevado a grandes descubrimientos. Se le debe especialmente a estos estudios el que hoy en día conozcamos las características de los medicamentos y la gran mayoría de sus consecuencias en el organismo. Así mismo, es gracias a los experimentos en animales que se han podido evitar grandes catástrofes a nivel biológico para los seres humanos. Sin embargo, aunque estos análisis y observaciones han traído grandes beneficios, no significa que a su vez conlleven un trato especial para las especies que son usadas con fines científicos, por el contrario, revelan una falta de moral en las prácticas.

Basta con saber las aplicaciones y los efectos que producen los remedios en el organismo para imaginarse las intervenciones que se hicieron en las distintas especies puestas a prueba. Por ejemplo, se sabe que la talidomida ocasiona malformaciones en los recién nacidos, tanto de animales como de humanos, provocando específicamente el llamado “efecto focomélico” en el cual los bebés nacen sin haber desarrollado sus extremidades. Para publicar esta información al mundo, se hicieron muchos ensayos clínicos con distintos tipos de seres vivos para así observar directamente los resultados que finalmente dieron positivo, afectando de manera permanente la vida de todas esas crías que bien pudieron haber nacido sin malformaciones.

Sin embargo, si no se hubieran hecho estos experimentos las terribles consecuencias se verían hoy en día en cada neonato* que estuviera expuesto al medicamento. Es decir, a pesar de que puede verse como una práctica cruel que ha llevado a un número de animales a padecer enfermedades, los estudios realizados han servido para evitar un número mayor de las mismas. Así mismo, el análisis de los resultados ha proporcionado información valiosa para el conocimiento de las acciones biológicas del ser humano, a pesar de que se ha obtenido de manera indirecta.

Aún así, no se puede negar que teniendo la posibilidad de poder dar una mejor vida dentro de lo que significa ser “sujeto de prueba”, no se hace ningún esfuerzo por dar esta oportunidad a las pobres criaturas. Esto generalmente lleva a un nivel de vida muy bajo y a una alta mortalidad de los animales.

Finalmente todo esto quiere decir, que a pesar de que se tengan los recursos para evitar provocar aún más daño del que ya reciben las especies, tales prácticas marcadas por una responsabilidad moral, no se realizan en la mayoría de los laboratorios. Es así como se olvida el rol ético y moral que envuelve este proceso junto con las vidas de aquellos seres que tantos beneficios traen para todos.

*Neonato: Pequeño que tiene menos de 28 días de haber nacido.

2 comentarios:

  1. Mucho mejor, felicitaciones. Todavía hay aspectos que si lees nuevamente los podrías arreglar.

    ResponderEliminar